más artículos

Miércoles, 24 Junio 2015 17:46

Anuario Estadístico del Mercado Inmobiliario Español de Acuña y Asociados 2015

Valora este artículo
(2 votos)

El excedente de vivienda en venta sigue siendo un lastre para el sector inmobiliario español. El último anuario inmobiliario de la firma R.R. de Acuña & Asociados refleja que la mitad de las provincias españolas tardarán entre 6 y 10 años en absorber el stock de casas tanto nuevas como usadas al ritmo actual de compraventas. Sólo Madrid y Navarra pueden presumir de ser las provincias donde el tiempo de disolución del stock es más bajo: de 2,5 a 3,5 años.


Según la firma, el tiempo de absorción del stock óptimo es del entorno de 3,2 años. Y teniendo en cuenta que actualmente hay un total de 1,65 millones de casas sin vender, esta premisa sólo la cumplen Madrid y Navarra. En cuanto a la media nacional, el tiempo de absorción del stock a cierre de 2014 es de 6 años. Pero este dato sólo es una media y es necesario ver las diferencias según se habla de vivienda nueva o usada y si se trata de casas localizadas en zonas metropolitanas, de costa o en el resto de las áreas.


Así, en líneas generales, determinadas áreas metropolitanas y de costa son las que mejor cifra presentan. Por ejemplo, en las áreas metropolitanas de Asturias, Navarra, Madrid y Badajoz el excedente de vivienda a la venta se disolverá entre 2,5 y 3,5 años. Y en cuanto a la costa, las provincias que más rápido absorberán el stock son Gerona, alicante, Málaga y Huelva.


R.R. de Acuña & Asociados señala en su informe que las áreas metropolitanas concentran un stock de 669.000 viviendas y unas ventas netas de 149.000 activos, mientras que las zonas de costa acumulan 331.000 casas sin vender y unas ventas netas en 2014 de 66.000 unidades.


Vivienda nuevas versus vivienda usada

Por tipología de vivienda, la nueva se comporta mucho mejor que la usada. En las áreas metropolitanas el tiempo de absorción del excedente de vivienda nueva se sitúa en 3,2 años frente al de vivienda usada de 5,1 años. Sólo Madrid cuenta con un tiempo de disolución por debajo de los 3,5 años.  
Las áreas de costa tienen un tiempo de absorción de stock de 3,4 años en vivienda nueva y de 6 años en usada. La costa más activa es la de Alicante y Málaga.   



Perspectivas para 2015 y 2016

El aumento de la demanda de viviendas registrado a partir de 2014 ha reducido el “gap” que hay entre las ventas reales y la generación de excedente. Así, el stock actual es de 1,65 millones de viviendas tanto nuevas como usadas, lo que significa que se ha reducido en 72.177 unidades con respecto a 2013.


Y en los próximos dos años el stock existente se reducirá en casi 120.000 viviendas, a pesar de que habrá un aumento del número de viviendas terminadas (en determinadas áreas donde se están agotando los stocks), un crecimiento de las herencias por motivos geográficos, y una continuidad en el nivel de adjudicaciones y daciones en pago de casas por parte de los bancos.


Por todo esto, la consultora estima que los precios de la vivienda seguirán tendiendo a estabilizarse durante este año y 2016, llegando incluso a subir en determinadas áreas provinciales de demanda media y alta, “en donde los stocks están cerca de agotarse”, señala en el informe.

Información adicional

Leer 9649 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML.