Reportar comentario

Los pronósticos de Borja han resultado de momento errados, el preveia que los compradores fueran a ser como los preferentistas. En cambio, el mercado se aviva porque la gente no queire invertir en bolsa, los bonos no dan nada... el que tiene algo de dinero al menos tendrá algo sólido a lo que agarrarse, para el o sus hijos.
No nos engañemos, lo de la vivienda en España no tiene remedio. Lo siento, Borja, pero has fallado el tiro e incluso confundido a gente.