Reportar comentario

Hasta ahora Borja Mateo no se ha equivocado, los precios de la vivienda no paran de bajar, este año se ha acentuado la caída de precio de una manera tremenda. Yo vivo en Toledo capital y he podido ver como tanto bancos como alguna promotora están vendiendo pisos nuevos en zonas en expansión, en casi por la mitad de lo que pedían hace un par de años. (Fué hace dos años cuando yo estuve a punto de comprar, ahora me alegra no haberlo hecho). Sin embargo pienso que la situación es algo artificial. Hay que tener en cuenta algo fundamental, que es el precio de construcción, éste fluctúa en una proporción cercana al IPC. Creo que para establecer el limite de la caída de precios hay que fijarse en el factor precio de suelo, que es el único que tiene margen y que estaba sobre valorado. Por tanto es posible que desde esos parámetros, no estemos tan lejos el fin de la bajada e precios... y su previsible estancamiento (esperemos no volver a vivir otra burbuja). Es deseable que éste precio coincida con unos niveles de equilibrio en los que el precio debería ser asequible al poder adquisitivo...(De 3 a 4 veces la renta bruta del comprador). Pero en ese camino... ¿que nivel de empobrecimiento sufrirá un pais cuyo 20% del PIB depende de la construcción?