Reportar comentario

Por referencias a Armando Jaleo: no soy fino ni nada por el estilo, simplemente me parece increíble que en un país con un 26% de paro, con una bajada real de sueldos del 25% en algunos sectores (como los funcionarios), con una inseguridad absoluta en el empleo, los precios que se piden me parecen completamente disparatados, y son los que se siguen pidiendo, como dice Olga. No hablo de pisos de lujo, en Santander la mayoría es bazofia, lo que no es bazofia es pequeño, lo que no es pequeño no tiene trasporte público o servicios... Y los precios siguen por las nubes. Incluso si un piso decente baja de precio, sigue siendo estratosférico, el precio de 2003 (al que se reconoce que se ha retornado como media) era una auténtico escándalo, y la vivienda incluso de alquiler es un lujazo. Un piso de alquiler decente (que se vea el sol, la lavadora funcione y así) sigue saliendo por 600 - 700€, algo inasumible para la pareja asalariada actual, que soporta subidas de los bienes esenciales del 3-5% anual.
¿Bajadas? En el 2015 tendré casi 50 años, y nadie me va a financiar un piso a 15 años, eso si tengo suerte, vendo el que tengo y sigo con trabajo. Yo solo veo que la mierda nos sube ya hasta los ojos. No aprendemos.